El Manchego no obtuvo recompensa

Iván Sánchez asiste a un compañero.

El CD Manchego Ciudad Real no pudo regresar a casa con recompensa en el puntaje tras completar un partido muy serio en el Estadio Municipal de la Roda. Los chicos dirigidos por Míchel Carrilero fueron superiores a su rival, especialmente en una segunda parte donde apenas hubo un equipo en el terreno de juego, como reflejo de lo bien trabajado que está el grupo en el aspecto físico y táctico. Pese a gozar de ocasiones el Manchego no pasó del empate a cero ante La Roda CF (0-0).

El CD Manchego Ciudad Real volvía a competir dos semanas después y lo hacía con las bajas de Antoñito, que pasará por quirófano este mis mismo martes 23 de febrero, Rafa García y Erik Polanco, ambos sancionados tras la última jornada. Conocedor de la importancia de los tres puntos ante un rival directo, el cuadro mancheguista salió muy concentrado y decidido en busca del triunfo. Antes de iniciarse el choque se guardó un respetuoso minuto de silencio en memoria del abuelo de Castro. Los jugadores mancheguistas portaron una cinta negra en el brazo en señal de apoyo hacia el joven delantero.

Primeros minutos de alternativas en el medio campo, aunque era el Manchego el que quería controlar la posesión del esférico y hacer jugar la pelota. Bien plantado en el terreno de juego y con una intensidad altísima en cada disputa de la pelota. Así llegaron las primeras ocasiones. Primero con una internada de Santi Real por la banda que acabó en córner tras tapar el hueco el guardameta rojillo en la línea de fondo. Poco después y en un ejemplo de perseverancia y potencia, Castro se deshacía de dos adversarios para pisar área y plantarse ante el meta local, aunque era derribado por un zaguero rojillo cuando ya tenía sumas garantías de ver puerta. Una acción polémica puesto que el colegido, a pocos metros de la jugada, dejó seguir el juego ante la sorpresa del equipo. Pocos segundos antes también lo intentó Antonio Fernández con un chut que blocó el meta.

La Roda CF intentaba achicar y salir a la contra para dar la sorpresa, aunque se encontraba con un Manchego muy bien colocado y serio en la defensa. Los minutos pasaban y la posesión era cada vez mayor. Castro estuvo cerca de llegar a un pase filtrado por Iván Sánchez que, de haberlo controlado, pudo originar mucho peligro.

Media hora de juego y el choque seguía igualado. La Roda CF contestaba con pase de la muerte al segundo palo donde ningún rojillo pudo darle caza. La única ocasión para los locales. Rápidamente el Manchego contestaba con un balón dentro del área que luchó Santi Real pero el zaguero, con el brazo, consiguió desbaratar la ocasión. De nuevo, el colegiado dejaba seguir ante la incredulidad de los mancheguistas.

Poco a poco el descanso se echaba encima y el equipo de Míchel Carrilero seguía insistiendo tanto con un juego por bandas como por dentro, aunque sin recompensa de cara a puerta. Sin más, los jugadores encararon el túnel de vestuarios con el mismo resultado inicial (0-0).

A partir de la segunda parte se hizo notar el aspecto físico. El Manchego tenía una marcha más. Un reflejo de lo bien trabajado que está el equipo en el aspecto físico, puesto que no dejaron de correr en todo el partido con una intensidad altísima. El paso de los minutos y el desgaste físico no hacia mella en el Manchego. Con ello fue claro dominador de la segunda parte.

Si bien es cierto que la segunda parte arrancó sin ocasiones con muchos minutos con el juego detenido. No fue hasta el 55 cuando Pascu probó fortuna con un disparo que repelió el guardameta local. El lateral zurdo, con una actuación de partido exquisita, recortó hacia dentro para chutar finalmente con su pierna menos buena, la derecha. Inmediatamente después cerca estuvo Castro de llegar a un centro medido por Antonio Fernández desde el costado derecho.

Alcanzada la hora de choque llegó una lesión más para el Manchego. Santi Real, que fue un quebradero de cabeza para la zaga rojilla, pedía el cambio y tenía que tirarse al suelo al no poder continuar. En su lugar entró Jorge Cortés. Los minutos pasaban y el Manchego estaba fresco ante un La Roda CF que ya daba por bueno el empate. Ahí empezó el asedio total a la portería local. No obstante, las acciones terminaban siempre en saque de esquina.

A falta de quince minutos, Míchel Carrilero movió de nuevo el banquillo. Era el turno para Zidane Vaz, que debutaba con la elástica mancheguista tras llegar a la entidad hace unas semanas en el mercado invernal. Antonio Fernández era el sustituido. El propio Zidane, muy activo y en jugada personal, corría por la banda y asistía con un exquisito pase de la muerte al que ya esperaba Castro para empujar. Sin embargo, un zaguero rojillo conseguía llegar in extremis y despejar a córner.

Si las botas pesaban para el cuadro local al empezar la segunda parte en el tramo final ya la carga era doble. El Manchego seguía insistiendo por activa y por pasiva. Zidane volvía a intentarlo con un cabezazo a la salida de un córner que atajó el meta rojillo. Con el pitido final del colegiado al lado de la esquina, el equipo echó el resto y a punto estuvo de llegar la recompensa. Un nuevo córner botado al punto de penalti era cabeceado en dirección portería, pero un jugador rodense conseguía detener el esférico en la misma línea de gol y despejar posteriormente a córner. Una acción que reflejaba la mala fortuna que estaba teniendo el equipo. Sin mucho más margen de maniobra el Manchego lo intentó sin cesar, pero sin recompensa.

El CD Manchego Ciudad Real suma un valioso punto en una cancha complicada, aunque con el sabor agridulce de no haber logrado el triunfo en un partido donde fue claro dominador. Los chicos de Míchel Carrilero ya preparan un nuevo encuentro liguero que les medirá el próximo domingo 28 de febrero ante la UD Almansa con el regreso de la afición mancheguista a las butacas del Estadio Ciudad Sur.

Entradas relacionadas