El CD Manchego Ciudad Real afronta un nuevo compromiso liguero

Antoñito.

El CD Manchego Ciudad Real no tiene tiempo para descanso. El apretado calendario de la competición por los numerosos contratiempos padecidos en este inicio de temporada obliga al equipo a hacer un sobreesfuerzo para despedir el año prácticamente sin salir del tapete verde. Si hace apenas unas 72 horas llegaba a Ciudad Real tras completar su partido en Casas Ibáñez, los de Míchel Carrilero vuelven a subirse al autobús, con esa mínima franja de días, para asumir un nuevo compromiso liguero y, por segunda vez seguida, en la provincia de Albacete.

El Manchego visita el Paco Simón este miércoles (20 horas) para medirse ante la UD Almansa con el propósito de sumar la primera victoria lejos de la capital. El choque ante los almanseños, correspondiente a la séptima jornada, es uno de los tres duelos que tiene aplazado el equipo y que, por supuesto, tiene que recuperar sin margen de descanso. No obstante, los chicos dirigidos por Míchel Carrilero han trabajado a conciencia y saben que tienen que sobreponerse a estos contratiempos. No queda otra.

La nota negativa son las bajas que tiene el CD Manchego Ciudad Real para asumir el duelo. Y es que, para colmo, las lesiones no están respetando al equipo en este arranque de la competición. Christian, que estará alejado de los terrenos de juegos unos días por el golpe que sufrió el pasado domingo con dos puntos de sutura, y Curro, por una herida en el empine del pie con siete puntos de sutura, son bajas seguras. Unas ausencias que se suman a la de Gregori, que cumple su segundo partido de los dos de sanción tras su expulsión ante el Almagro CF, y a la de Joya, que ha sido sancionado con dos jornadas tras ver la roja el pasado domingo. Sin olvidar, a Jorge Cortés que sigue en proceso de recuperación. La novedad en la convocatoria es la entrada del joven canterano Vallejo, un jugador de la casa que ya sabe lo que es defender el escudo mancheguista.

Míchel Carrilero atendía hoy a los medios de comunicación y expresaba que “es el momento de estar unidos. Tenemos una plantilla de 21 jugadores, competitiva, que se va a dejar todo. Ya les he dicho a los jugadores que todos van a ser importantes y que todos van a participar”. El técnico madrileño añadía que “la línea del equipo es muy buena, dentro de todo lo que estamos pasando”. Los jugadores tienen muchas ganas de poder sumar la primera victoria a domicilio e irán a por todas. Carrilero indicaba que “si seguimos jugando así, los resultados tienen que llegar”.

El CD Manchego Ciudad Real no conoce aún la derrota con un bagaje de una victoria y cuatro empates. Los tres puntos en el Paco Simón permitirían al equipo dar un salto en la tabla. En frente, una UD Almansa, con los mismos puntos, aunque con dos partidos más disputados, que venderá cara su derrota.

Entradas relacionadas